Tras el terremoto de Haití  del 12 de enero del 2010 y totalmente impactados por las imágenes que nos llegaban a través de los medios de comunicación; decidimos aprovechar la oportunidad que teníamos de volar hasta República Dominicana y cruzar a Haití para llevar ayuda humanitaria.

La primera visita la hicimos de la mano de la ONG “Acoger a Compartir”  entidad que lleva muchos años trabajando allí.

A la vuelta a España nos reunimos con la dirección general de la compañía para trasladarle la experiencia vivida allí y acordamos colaborar con “Acoger y Compartir” en la construcción de una escuela en Los Cayos para 200 niños.

Esto se pudo llevar a cabo gracias a la generosidad de todos los empleados de la compañía y de la donación realizada por la compañía Air Europa.

Esta escuela sigue en marcha y gracias a esto hay 200 niños que comen y lo hacen una vez al día.